domingo, 25 de octubre de 2020

Los Reyes Católicos











Cuando muere Enrique IV de Castilla se produjo una guerra sucesoria entre su  hija Juana y su hermana Isabel, casada con Fernando de Aragón. La victoria de los Reyes Católicos en la batalla de Toro (1476), convirtió a Isabel en reina de Castilla. 


Juana de Avís

Juana La Beltraneja

Don Beltrán de la Cueva




Juana y Alfonso V de Portugal


Batalla de Toro (1476),



Fernando sucedió a su padre Juan II, como rey de Aragón (1479).



Quedando unidas las dos grandes coronas peninsulares por matrimonio pero no formaron un reino unificado. En la “Concordia de de Segovia”, (1475) se acordó que la unión fuera solamente dinástica, aunque gobernaron conjuntamente los territorios cada reino conservó sus propias leyes e instituciones.









Los RRCC establecieron las bases para un estado moderno reforzando el poder de la monarquía  y limitando el poder de la nobleza; para ello utilizaron distintos instrumentos de control: Santa Hermandad, Tribunal de la Inquisición, expulsión de los judíos  (1492) y conversión de los mudéjares (1501-1502). 





Conseguida la unión de los dos grandes reinos peninsulares los RRCC orientaron sus esfuerzos a la conquista de Granada, con la intención de completar la unidad peninsular; es probable también que quisieran orientar el carácter belicista de la nobleza contra los musulmanes. Además de la nobleza participó en la conquista la Santa hermandad que aportó hombres y dinero. La guerra comenzó en 1482. A la victoria castellana contribuyeron las luchas internas en Granada entre bandos rivales. Fue una guerra más de asedios que de batallas campales, como el asedio de la ciudad de Granada que duró casi un año. Finalmente,  en 1492, el emir Boabdil negoció en secreto la rendición y unas capitulaciones que sólo se respetaron al principio. Los musulmanes fueron finalmente obligados a convertirse al cristianismo, transformándose así en moriscos, por los decretos de 1501 y 1502.














Una vez finalizada la toma de Granada los RRCC aceptaron la propuesta de  Cristóbal Colón, que pretendía llegar a las Indias por el oeste, apoyándose en la idea de esfericidad de la tierra. Se firmaron Las Capitulaciones de Santa Fe (17 de abril de 1492), según estas Colón obtendría los títulos de almirante, virrey y gobernador de las tierras descubiertas y  la décima parte de la riqueza obtenida. 







Colón partió del Puerto de Palos el tres de agosto de 1492 y el 12 de octubre llegó a la isla de Guanahaní a la que denominó San Salvador. Después descubrió Cuba y la Española y regresó a la península. Colón realizó tres viajes más. 








Por una Bula de Alejandro VI y por el tratado de Alcaçovas la monarquía castellana tenía derechos sobre las tierras descubiertas y sobre las que se pudieran descubrir más allá de una línea imaginaría a cien leguas al oeste de las Islas Azores y de Cabo verde; pero Portugal ante los nuevos acontecimientos no estaban satisfechos y los RRCC interesados en mantener buenas relaciones con el reino vecino firmaron el  Tratado de Tordesillas (1494) que desplazó la línea divisoria a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo verde. Esto permitió a Portugal la ocupación de Brasil.







No hay comentarios: